viernes, 6 de mayo de 2011

Acerca de "La importancia de liberarte de viejas heridas"...

Para que el tierno brote de todo nuevo comienzo arraigue y prenda en terreno sólido, es necesario que liberes el dolor y los recuerdos tristes y preocupantes de tu pasado. Superar tus traumas emocionales, especialmente los de tu infancia, te dará la fuerza y la confianza para enfrentar los nuevos acontecimientos. Tu estabilidad emocional ante situaciones novedosas depende de tu capacidad para desprenderte de las experiencias traumáticas que hayan podido marcarte y por las que puedes aún sentirte culpable. El perdón consiste en considerar las heridas y resentimientos pasados bajo una nueva luz. Ganas en respeto a ti mismo (a) y en sabiduría cuando eres capaz de dejar marchar el pasado y perdonar a quienes sientes que te han herido. De otro modo, permanecerás entrampado (a) en la creencia de que eres víctima, sin posibilidad alguna de que alteres tu vida. El perdón no significa que justifiques el mal comportamiento, ni tampoco quiere decir que tengas que sentir agrado por quien te ha tratado mal, simplemente se refiere al hecho de que renuncies a albergar odio y resentimiento en tu corazón, y que reconozcas la responsabilidad que tienes sobre tu propio destino. Si no perdonas seguirás creyendo que otros te trataron mal, siempre arrastrarás ese resentimiento, estarás alimentando la posibilidad de enfermarte y, peor aún, la de no recuperarte. Para perdonar debes abrirte a la ternura de tu corazón y tener el valor de pedir ayuda si asi fuese necesario. Has de saber que esta liberación te dará la oportunidad de activar aspectos de tu vida que no han funcionado hasta ahora porque el resentimiento y el miedo a repetir la experiencia se han encargado de mantenerlos bloqueados...

@mariafloreto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acerca de "Colgar los Tenis"...

No es necesario tener menos de 20 años y sufrir un accidente fatal ó caer a manos del hampa para considerar que se ha truncado una v...